jueves, diciembre 11, 2008

Crepúsculo y Lentejas


Ayer Ti me dio una sorpresilla. Llamó a su trabajo y dijo algo sobre que tenía una guardia o estaba malísimo o algo más o menos creíble y se quedó en casa conmigo toda la tarde. Hizo la comida, que ya saben ustedes lo bien que sienta llegar a las cuatro de la tarde con un hambre canina, gatuna y eso y encontrarse el platito calentito esperándole a una. Ti fue valiente y se atrevió con unas lentejas a la Thermomix que desgraciadamente hubo que mandar al limbo de las lentejas porque usó a) lentejas secas sin remojar previamente las 24 h de rigor y b) confundió el pimentón picante con el dulce y le puso generosas cantidades del mismo al guisillo. Menos mal que en TrabajodeSheena hubo un piscolabis a eso de las 14:00 h. Ya saben, unos compañeros que cumplían años y decidieron celebrarlo con vino y jamón serrano. Les cantas el cumpleaños feliz, brindas con el vaso de plástico a su salud y tan contentos, oyes.


Al margen de las lentejas subversivas, la tarde fue genial. Siesta, poner la lavadora (esto no es genial, pero había que hacerlo y entre dos mola más), rescatar el árbol navideño del armario y adornarlo profusamente con bolas moradas de purpurina a tutiplén y también un rato de cine parejil que me sentó de muerte…Ya saben, porque fuimos a ver una de vampiros.


Crepúsculo es como una tv movie en pantalla grande. Lo que no quiere decir nada, hay muchas tv movies molonas rondando por Hallmark y otros canales de tv. Y, como casi todas la películas basadas en libros, no le hace justicia al mismo en absoluto. Es entretenida, muy muy dinámica y supongo que a mi hermana de casi quince años le faltará tiempo para babear por los actores tan monos y jóvenes que salen. Es que decir que me frinkaría a un par queda tan de “asalta cunas” que mejor me callo, oigan.


Alice Cullen (Ashley Greene)



Cuando volvimos de ver la peli, Ti se colocó la cota de malla en forma de delantal, blandió la cuchara de madera y volvió a la batalla de las lentejas haciendo unas nuevas (esta vez de “bote”). Estaban muyyy buenas, porque todo lo que se hace con amor lo está.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger Alac_ran ha dicho...

Si es k no hay nada más romántico que unas buenas lentejas :P

jueves, diciembre 11, 2008  
Blogger Sheena ha dicho...

¿verdad que sí?
besukis!

jueves, diciembre 11, 2008  
OpenID missmole ha dicho...

Qué bonito!!!

Es que al final los detalles que más se valoran son los cotidianos.

(Tengo pendiente tanto el libro como la película, creo que me centraré en el libro ...)

viernes, diciembre 12, 2008  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal