martes, octubre 23, 2007

Visitas

Cuando te independizas y puedes amueblar y decorar tu propia casa, aunque sea de alquiler, la Familia empieza a lanzarte indirectas directísimas como: “-a ver cuando me invitas a tu casa”.
Tú te haces la loca, claro, pero llega un momento en el que la confianza familiar da asco y te encuentras hablando con tu prima por teléfono diciéndote que a las seis irá a tomar café con tu abuela y su madre –tu tía-.Y tú, que estabas tan ricamente en pijama repanchingada en tu sofá nuevo de Ikea, tapada con tu mantita viendo un dramón en la tele, tienes que vestirte y bajar a la pastelería más cercana a por unas pastitas o algo para darles de merendar. Porque tú, ante todo, eres anfitriona y no consientes que tus invitados no tengan algo rico que llevarse a la boca.
A las seis en punto aparecieron como un clavo en la puerta de casa. Entraron y tras la obligada visita a los 40 metros cuadrados de casa, todas parecieron quedar satisfechas con la casa, los muebles, la decoración, la distribución de la cocina, los botes de sales de colores del baño y el armario empotrado del dormitorio. Tras sentarlas cómodamente en los sofás y ponerles delante un té y un plato de galletitas de chocolate, empezó la conversación propia en estos casos.
Todo iba bien y la visita era de lo más típica hasta que mi tía empezó a comentar de manera poco favorable algo sobre un compañero de trabajo (osea, empezó a ponerle a caer de un burro profesionalmente). Que si era un nosequé, que si nadie le aguantaba a él pero mucho menos a su mujer, que era una enchufada y una creída. Que si él pensaba que le iban a ascender pero todo el departamento sabía que tenía otro trabajo “incompatible” y que ni de coña le iban a dar el puesto …Llegados a este punto y supongo que por mera curiosidad, Ti, preguntó a TiadeSheena donde trabajaba. TiadeSheena contestó:” -pues en TrabajodeTiadeSheena.”
Ti, volvió a preguntar que en qué trabajaba TiadeSheena y en qué departamento. TiadeSheena contestó: “-pues en este puesto y en este departamento”. Entonces Ti le dijo a TiadeSheena: -“entonces conocerás a mi primo hermano F. Porque casualmente trabaja en TrabajodeTiadeSheena en el DepartamentodeTiadeSheena ¿le conoces?”
TiadeSheena empezó a ponerse de colores. “-eh? Estoooo, F. es tu primo? Oh, vaya”. Pero a TiadeSheena, en vez de zanjar la cuestión, le dio por “arreglarlo” más, y soltó de pronto:”-ah, pero personalmente F. me cae muy bien, por las mañanas vamos juntos al trabajo en el metro y es muy majo”. Y todo ello a pesar de las frenéticas señas de mi prima para que se callara, la mirada de mi abuela, mis ojos como platos y el elocuente silencio de Ti, que seguramente no volverá a invitar a mi tía a tomar té con galletitas nunca más.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger The Inner Girl ha dicho...

Menuda situación. :O Tu prima querría en ese momento ser adoptada, jajajaja...

martes, octubre 23, 2007  
Blogger Tako ha dicho...

Es que el mundo es un pañuelo, vaya que sí.

miércoles, octubre 24, 2007  
Blogger Sheena ha dicho...

Lo mejor de todo es que una vez mi tia se enteró de que era el primo de Ti, no sólo no dejó de ponerle verde si no que le puso aún más. Total, quemadas las naves no le quedaba si no batirse...
besukis!

miércoles, octubre 24, 2007  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal