lunes, agosto 10, 2009

Thermomix Calling!

El día que acabó el curso de bailes de salón al que llevaba asistiendo desde octubre del año pasado, mi tiempo semanal post jornada laboral quedó liberado. Al principio me froté las manos ¡todas las tardes libres para tumbarme a la bartola y ver series delante del ventilador!

Yupi.

Pero tras la primera semana, el sofá empezó a mirarme mal y a hacerme sentir culpable por estar “malgastando” ese [valioso] tiempo. Ni el chocolate con leche conseguía paliar la culpabilidad de marras, ni el curso de protocolo empresarial online al que me había apuntado del “plan de mejora del empleo” ofertado por un conocido sindicato, ni el hacer postres en la thermomix como si no hubiera mañana.

Un buen día, mi presentadora de thermomix (osea, la comercial que nos había vendido en su momento la máquina en cuestión) me llamó para hablarme de unas clases de cocina que daban en su delegación a las que estaba invitada si quería y se me encendió la bombillita (sí sí, esa que aparece en todos los tebeos de pro, con sus rayitas alrededor que significan que está encendida).

– M… - le dije - ¿y qué hay que hacer para ser demostradora de thermomix como tú?...

– Espera que llamo a mi adjunta, que va a llamar a la adjunta de la delegación más próxima a tu casa, que te va a llamar para que vayas a verla y hacer una entrevista y así la conoces y te explica todo y te dice cuando puedes hacer el cursillo - dijo ella con voz de ilusión.



A los diez minutos, tenía la confirmación de la adjunta de M., que me llamó, y me dijo que al día siguiente la adjunta de la delegación más cercana a mi casa me llamaría a su vez para citarme, entrevistarme, explicarme todo y poner fecha para el cursillo.

Al día siguiente la adjunta de la delegación más cercana a mi casa, me llamó, me citó para dos horas después, me entrevistó, me explicó todo y puso fecha para mis cuatro días de cursillo. Cursillo que acabé hace poco más de una semana y tras el cual me dieron unas monísimas tarjetas de empresa, una thermomix (que tengo que ganarme a base de hacer demostraciones y ventas durante los tres primeros meses) y una utilísima agenda donde marcar religiosamente las fechas de las demostraciones que consiga confirmar con mis futuras clientas (o clientes, que se lo digan si no a Ti y su maravilloso puré de patatas natural hecho en la thermomix. Es unisex total)

Así que, vuelvo a tener mis tardes ocupadas, mi sofá ya no me mira mal y ya sabéis que si queréis recibirme en vuestro hogar para haceros una demostración sin compromiso de thermomix (o sabéis de alguien que esté interesado/a) sólo tenéis que contactar conmigo (wandaorlock@hotmail.com) e iré rauda y veloz a hacer en vuestra presencia unas recetas de muerte.

A ver, cooperación, lectores y lectoras que tengo que conseguir puntos para el próximo viaje de incentivo en un 5 estrellas chachipirulitotal…

¡Gracias adelantadas!


Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger anselmo ha dicho...

¡¡¡vaya!!!...Que emprendedora. Disfruta en tu nueva tarea y espero que vendas muchisimas thermomix...lástima que para hacerme la demostracion tengas que coger un avión..que sinóoo :-D

martes, agosto 11, 2009  
Blogger Jossie ha dicho...

cuanto cuesta una thermomix de esas ?



saludos

domingo, febrero 07, 2010  
Blogger Jazz ha dicho...

Excelente información. Me alegra que tengas un espíritu tan emprendedor. Yo estoy pensando en hacerme demostradora
Quiero comprar la thermomix pero si puedo ganarmela con esfuerzo, sería mejor.

jueves, marzo 11, 2010  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal