sábado, febrero 26, 2011

Sorpresas nos da la Vida

En Junio volví a cambiar la apariencia del blog a su vista original. El rosa chicle no me había dado la inspiración para ser de nuevo constante en escribir experiencias de como ser mujer y no morir en el intento así que decidí volver a mis orígenes blogeros a ver si eso funcionaba mejor.

Ese mismo mes, me enteraba de una feliz noticia: iba a ser mamá. Al shock inicial tras ver el resultado de la prueba de embarazo esa del palito y la pantalla digital que te dice de cuánto tiempo estás siguió una plétora de llamadas a familiares cercanos ("que vas a ser abuela/o!" etc...). Éstos reaccionan de maneras diferentes. Por ejemplo, mi madre pensó que le estábamos gastando una broma y tardó en reaccionar. Mi suegra, que estaba en la peluquería peinándose, hizo partícipes a todas las clientas de la noticia (se oían sus exclamaciones de contento a través del teléfono). Mi padre tuvo un shock y nos dijo que con la crisis económica estábamos locos (al día siguiente se le había pasado y estaba muy contento y feliz por nosotros). A los amigos se lo contamos más tarde, claro, porque ni siquiera nos habíamos hecho la primera ecografía y realmente no sabíamos si todo estaba bien.

Al principio me animó mucho el poder contar mi experiencia durante el embarazo aquí. Incluso medité el "tono" que debían tener las entradas (seguro que podía contar historias humanas y muy graciosas ocurridas a una inocente primeriza como yo que amenizaran a mis tres seguidores) pero no pudo ser. Mi embarazo fue considerado de riesgo, tuve amenaza de parto prematuro en el segundo trimestre y debí guardar reposo absoluto hasta que el bebé no pudo más (pérdida de bienestar fetal) y nació con tan sólo 32 semanas de gestación (siete meses).

Eso me hizo madre de una niña prematura a la que nada más nacer con sólo 1,300 Kgs de peso se llevaron a la UCI neonatal para preparar la operación que le salvaría la vida.

Los bebés prematuros son guerreros poderosos. Se aferran a la vida con una fuerza increíble, luchan por salir adelante con ahínco y son, sobre todo los grandes prematuros, (niños nacidos con seis meses de gestación o menos) como pequeños milagros a los que hay que querer muchísimo para que completen su desarrollo truncado.

A día de hoy, mi bebé está en casa comiendo, durmiendo, cogiendo peso y empezando a sonreírnos pero antes de ésto vivió en una incubadora de una Unidad Neonatal de la maternidad donde nació durante muchas semanas.

Es muy difícil asimilar que tu bebé no irá contigo a casa cuando te den de alta varios días después de dar a luz como el resto de mamás y bebés. Es muy difícil asimilar que sólo puedes ver y tocar a tu bebé a traves de unas puertecitas estrechas que toda incubadora tiene durante las semanas o meses que tenga que pasar en ella hasta que le den de alta. Es muy difícil crear un vínculo inmediato con una personita a la que no has podido conocer completamente en el embarazo al no haber podido llevarlo a término por las circunstancias. Es muy difícil asimilar que el ser prematuro conlleva posibles problemas de salud (esto depende del bebé y de las semanas de gestación completadas al nacer pero suele haber problemas cardiacos o respiratorios por ejemplo y que necesiten respiración asistida o alguna operación). Es muy difícil asimilar que tu bebé vivirá desde ahora con una "edad corregida" y que su desarrollo se medirá sumando esa edad corregida a la fecha en la que debería haber nacido a término (por ejemplo, mi bebé tiene casi dos meses de "edad corregida" es decir, que si un bebé nacido en su semana 40 de gestación empieza a tomar alimentos sólidos a los seis meses, yo debería sumar dos más y empezar a darle papillas de frutas alrededor de los ocho meses de vida. Esto, de todos modos, es aproximado, ya que hay prematuros que lo lograrían antes de estos ocho meses sin problemas).

El personal de las unidades neonatales modernas es gente muy preparada. Tanto enfermeras, auxiliares, neonatólgos, cirujanos pediátricos, etc... te ayudan con todo su cariño y profesionalidad a comprender la situación de tu bebé y la tuya propia como madre/padre de hijo prematuro.

En muchas maternidades actuales, puedes estar las 24 horas al lado de tu bebé, hablándole, cantándole, aprendiendo a darle de comer, a cambiarle de pañal, a mecerle entre tus brazos a pesar de los "cables" que le unen a sensores de medición de oxígeno y pulsaciones, a las vías que le proporcionan los medicamentos y, al principio, la comida que necesita para crecer...Yo nunca había oído el término "Método Mamá Canguro"* hasta entonces. Ahora, sé perfectamente lo que es por haberlo practicado a diario con mi bebé, incluso hasta dos veces al día.

Una vez superado el ingreso hospitalario, llevarte al bebé a casa conlleva ajustes muy importantes. Por ejemplo, ya no puedes dormir por las noches porque tu bebé ya no está cuidado por una enfermera y una auxiliar que le alimentan mientras tú no estás. Nosotros, en una semana aprendimos a integrar a la bebé y a integrarnos con ella. A levantarnos a media noche para darle el biberón y cambiarla de pañal, a quedarse uno con ella mientras el otro va a la frutería y al super, etc... Día a día la vemos crecer, y no nos importa tener que pensar en su edad corregida, sólo en que ella está aquí y es lo más bonito de este mundo.

*Método Mamá Canguro: Contacto piel a piel entre la madre y el niño, colocado en estricta posición vertical, entre los senos de la madre y debajo de la ropa. Las madres son quienes satisfacen de manera directa las necesidades vitales y emocionales del niño: mantienen la temperatura del bebé al menos tan efectivamente como una incubadora y también son la fuente principal de alimentación y estimulación. Muchos estudios han mostrado que la temperatura, la oxigenación, la frecuencia cardiaca y otros parámetros fisiológicos se mantienen normales en la posición canguro. El bebé puede ser alimentado en cualquier momento sin salir de la posición. Cualquier otra persona (el padre por ejemplo) puede compartir el papel de la madre cargándolo en posición canguro.

Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger Tako ha dicho...

¡¡Felicidades!!

Esta bien esto de las redes para enterarse de la buenas noticias.

martes, marzo 01, 2011  
Blogger Javier de Miguel ha dicho...

que bonito post.

martes, marzo 01, 2011  
Blogger La Casa Sin ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

lunes, marzo 21, 2011  
Anonymous Miss Lego ha dicho...

te felicito por tu experiencia de ser madre y que te sientas tan orgullosa de ello

martes, marzo 22, 2011  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal