miércoles, enero 02, 2008

Un Año Nuevo

Empecé el año cuasiatragantándome con las uvas “de la suerte”, aunque conseguí terminármelas en la décimo sexta campanada. Me había propuesto caer en todos los tópicos para empezar el año decentemente, como una supersticiosa navideña cualquiera. Pero entre que la cena se demoró un rato, que el capón a los tres rellenos (receta de Be y de unos señores muy estilosos del Palace) estaba divino y que estábamos viendo LaSexta y los de “Se lo que hicisteis…” no daban muestras de conectar con la Pta. del Sol para las campanadas y no nos estábamos dando cuenta, casi tenemos que sacar una cacerola y un cucharón para marcarnos un “hágalo usted mismo” con las campanadas de marras.
Menos mal que alguien se dio cuenta y cambiamos de cadena dos minutos antes del evento. El vestido de Anne Igartiburu era bastante espantoso y ella estaba extremadamente delgada. Si yo fuera presentadora de las uvas de fin de año, iba a salir con un vestido de tirantes y con la tripilla casi al aire Rita la Cantaora. Que frío debió de pasar la pobre. Aunque no perdió la sonrisa ni un solo momento, lo que me pareció de lo más profesional. Espero que el ayudante de producción estuviera preparado con un Frenadol nada más acabar la retransmisión.
Pero a lo que iba. Entretenida como estaba en no atragantarme con las pepitas de las uvas mientras me coordinaba, sin ningún éxito, con los tres segundos entre campanada y campanada, ni entré en el año nuevo adelantando el pie derecho, ni metí un anillo en la copa de cava para atraer fortuna económica, ni encendí velas azules y rojas, ni barrí la casa para ahuyentar la mala suerte, ni pensé en 12 buenos propósitos para mejorar mi vida en el 2008, ni mi tanga era lo suficientemente rojo.
Menos mal que no creo en esas cosas, porque si no vaya año nefasto me esperaba. Por el contrario, creo que la felicidad la hace uno mismo estando bien primero consigo y luego con el mundo que le rodea. Que todo es cuestión de actitud ante la vida, rezumar positivismo al máximo se nota y ello hace que las reacciones de la gente hacia tí sean también positivas.
Lo había olvidado porque ultimamente no duermo bien, estoy preocupada e insegura, pero sobre todo derrotada y cansada todo el día precisamente por no dormir bien. El día uno reflexioné sobre ello y decidí que por muchas ganas de llorar que tenga hay que "pensar en verde".
¡¡¡FELIZ AÑO A TOD@S!!!

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger Fuerzas Especiales ha dicho...

El gobierno Militar informa:

Hemos encontrado al único superviviente del desastre que asolara la ciudad.. por ahora no sabemos donde se encuentra exactamente, pero lo que si sabemos es que esta vivo y retransmite mensajes, creemos que esta mal herido, y urge encontrarle pronto... ayudanos a encontrarle... pues puede desvelarnos la incognita de lo que pasará... www.ultimovivo.com

miércoles, enero 02, 2008  
Blogger Patry ha dicho...

Yo este año la verdad ha sido de los mas desastrosos, al final casi se le quema la cocina a mi madre XD por una sartén puesta en mal momento y en mal lugar. Pero qué demonios no hace falta tanta superstición para empezar bien el año eso es fijo.

Feliz año, te leeré de ahora en adelante

jueves, enero 03, 2008  
Blogger Necio Hutopo ha dicho...

Yo este año lo único que quiero es acabar con la publicidad subliminal...

jueves, enero 03, 2008  
Blogger Sheena ha dicho...

Mi primer SPAM en el Blog!!! Que ilu!!!
veis? ya estoy pensando en positivo :-)
besukis!!

jueves, enero 03, 2008  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal