jueves, enero 10, 2008

Reflexiones

"Los reyes magos que vieeenen, tururu, los reyes magos se vaaaaaaaan (tururu) y nosotros nos ireeeeemos (tururu) y no volveremos maaaaaaas…"
Canción Popular. Arreglos by Sheena.

Tras las fiestas, llega la resaca. Ésta puede ser por haber comido hasta reventar, haber bebido cava hasta perder el sentido o por haber gastado y gastado y gastado (y gastado un poco más) la extra de navidad, el crédito de la VISA y los puntos de la tarjeta VIPS en regalos para nuestros seres queridos.

Hay gente que mide si ha sido bueno en el año que ha pasado por la cantidad de regalos que recibe (¿¿??). Otros hacen estudio de conciencia y ponen en una lista los propósitos de mejorar su vida para el año que llega. Supongo que aunque luego queden en agua de borrajas (¿o es que a nadie se le ha ocurrido colgar la dichosa lista en su nevera para refrescar la memoria cada vez que la abre?), la intención es lo que cuenta.

Últimamente la “actitud ante la vida”, el “positivismo” y el “be watter my friend” se han convertido en mantras vitales para mí (he decidido borrar de mi mente el “piensa en verde” porque cada vez que me acuerdo se me ocurren cosas eróticofestivas y no es plan). Estas frases son clichés sociales, no lo niego. Y a lo mejor parecen un tanto superficiales para convertirlos en mecanismos mentales. Pero a mí me sirven. Estos mecanismos me recuerdan todos los días que tengo que ser feliz, claro que como soy humana, a veces se me olvida y tiendo a pagarlo con lo que/quien me rodea. Como hablamos de clichés: Nadie es perfecto. Y yo menos.

El templo dedicado al Dios Apolo en Delfos, tenía una inscripción que más tarde Sócrates tomaría como base de sus teorías y pensamientos: “Conócete a ti mismo”. Esta frase, por desgracia, ha llegado a nosotros tan manida, que no pensamos en ella realmente pero, ¿Qué es conocerse así mismo si no lograr las pautas personales para ser feliz y hacer felices a los demás?. Conocer nuestros defectos también es importante para suavizarlos y, a ser posible, subsanarlos. Conocer nuestras virtudes puede hacernos potenciarlas para ser mejores, aunque cuidadín con los egos, que enseguida salen a relucir y las virtudes se transforman en defectos.

Conoceros a vosotros mismos en este año 2008. Que seáis muy felices!

5 comentarios:

Blogger Lucía ha dicho...

Ui, esta canción la cantan mis padres cada año en Reyes ... por desgracia es muchísimo más larga!!

Un buen consejo el que das. No importa que mantra adoptemos mientras nos funcione.

jueves, enero 10, 2008  
Blogger Necio Hutopo ha dicho...

mmm... Está bien, me conozco a mi mismo... Pero, y si me caigo mal?

viernes, enero 11, 2008  
Anonymous Rear W. ha dicho...

Conoceros a vosotros mismos en este año 2008. Que seáis muy felices!
---> en eso estamos, reina. En eso estamos. Yo espero poder llevarme bien conmigo misma, que siempre he tenido la fea costumbre de quedarme con las primeras impresiones.

sábado, enero 12, 2008  
Blogger GUANDARRRR ha dicho...

Pues mira que no sufro de crisis postvacaciones... pero echo de menos los regalos, las comilonas, el poner la mesa bonita con sus copas, el que todos los días parezcan un eterno sábado-domingo...
Quiero más Navidad... snif.

lunes, enero 14, 2008  
Blogger Pequeña Desorden ha dicho...

Yo más que "conocete a ti mismo" soy más partidaria del "quierete a ti mismo", que muchas veces parece que se nos olvida...
Feliz año para ti tambien
Un beso, wapa!!!

lunes, enero 14, 2008  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal